El final de la guerra: Capitulo IV

Las hadas que habían sido olvidadas en las profundidades de Feyrist por las criaturas de Reah, habían unido sus poderes para enviarle una señal a Aylie para su rescate.

Las hadas hicieron todo su esfuerzo hasta llegar al cansancio para lograr ser salvadas, al ser descubiertas las criaturas malvadas las encerraron en celdas en las profundidades y evitar el contacto entre ellas, pero ya era demasiado tarde, Aylie ya había llegado al Reino para salvarlas.

 

Aylie al llegar al Reino, preparó a todo su ejercito para lograr derrotar a las criaturas de Reah, pero era imposible debido a que las criaturas que quedaron en las profundidades seguían siendo fuertes.

Para debilitar a las criaturas de Reah, debían de enfrentarse nuevamente al príncipe demonio, Gaz’Haragoth y derrotarlo, pero ni el ejercito más grande de los antiguos reinos Thais y Carlin pudieron contra él, así que decidieron pensar en una estrategia.

La estrategia de Aylie era aprovechar sus poderes como elementalista y druida para curar a los caballeros que se enfrentarían al príncipe demonio cara a cara, para así debilitarlo y atacar con el ejercito de magos y arqueros para acabar con él.

Aylie conoció a un poderoso caballero y junto con él derrotó al príncipe demonio, debilitando a las criaturas de Reah que habitaban en las profundidades de Feyrist.

El príncipe demonio al ser derrotado, Aylie podría bajar a la superficie y salvar a las hadas que habían quedado en el olvido.

Feyrist volvió a la normalidad, pero Roshamuul nunca pudo recuperarse y hasta ahora se conoce como las ruinas de Roshamuul, esto debido al gran poder que poseía Reah sobre estas tierras.

Actualmente Aylie es la reina de Feyrist y sus al rededores, siguiendo el legado de Idalia y combatiendo todo el mal que amenace con entrar a su reino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.